Blog

07 OCT

Una boda en Lyon, de Stefan Zweig. Ediciones el Acantilado

Maribel Úbeda reseña para todos nosotros Boda en Lyon, de Stephan Zweig publicado por el Acantilado
Una boda en Lyon, de Stefan Zweig. Ediciones el Acantilado

 

El dictador Benito Mussolini había firmado una sentencia de muerte contra Giussepe Germani. Todas las gestiones que sus amigos habían hecho para salvar al antifascista italiano del destino fatal que le esperaba, el fusilamiento, habían fracasado.

Pero entonces, Mussolini recibió una carta de un conocido judío austriaco que le pedía clemencia para Germani, y éste, ante la sorpresa generalizada, decidió conmutarle la pena por el destierro.

Esa carta fue el texto del que más orgulloso se sintió Stefan Zweig durante toda su vida.

Y mira que había escrito cosas. Zweig solía contar, medio en serio medio en broma, que su entrenamiento para la escritura lo había hecho escribiendo las historias de los que el ejército condecoraba. Trabajaba en el Archivo de Guerra y escribía tres historias cada día. Tomaba los escuetos decretos por los que se decoraba a tal o cual persona y los transformaba en bellas historias de valor que servían para instar a los lectores a alistarse en el ejército para pelear en la 1ª guerra mundial, y para que las familias y amigos del condecorado tuvieran una bonita historia que contar en el futuro.

Yo insisto mucho en el poder de la lectura. En cómo cambia vidas para mejor y Giussepe Germani es un ejemplo palpable de ello. Un texto bien escrito es capaz de cualquier cosa. Ni el mismísimo Mussolini fue capaz de resisitirse a los encantos del escritor forjado a base de edulcorar condecoraciones.

Ahora es el turno de Maribel Úbeda, que fascinada ante la palabra de Zweig ha querido contarnos sus impresiones ante la lectura de "Una boda en Lyon" publicada por Acantilado.

Disfrútala.

"¿Sabéis cuando algo os atrapa y no entendéis muy bien el por qué?, una atmósfera, un aroma, una sensación,… y te sientes muy bien…, pero, no puedes ponerle nombre o describir con palabras el motivo exacto... Pues eso me ocurrió conforme empezaba a sumergirme en la primera historia (relato breve) de este escritor, uno de los grandes, ahora lo compruebo, pero que nunca había tenido el placer de leer. Y…Bingo! Heme aquí disfrutando con mi descubrimiento como una niña chica con zapatos nuevos.

Pues bien…

Al realizar esta reseña, advierto, para gozo, seguramente, de quienes odian el divagar y los textos largos (en lo que yo caigo constantemente) que esta vez intentaré ser breve. Y no sólo porque el libro que Rafa me cedió para estas reseñas especiales sea muy, muy breve.

De manera que intentando emular el condensado de esencias de este mini librito (extenso en ideas sin embargo, pues no se mide por número de palabras lo que te ocupa tanto tiempo de pensamiento, reflexión o emoción) diré que Acantilado ha empaquetado cuatro relatos breves bajo el nombre de la primera historia (y qué historia…., una historia dentro de un gran episodio de la Historia…, recordando lo que comenté en mi anterior reseña, sobre la diferencia entre Story e History en la terminología inglesa), pero que dentro van otras tres, brevísimas estas, pequeñas historias más.

La primera narración, potentísima por la forma y contenido, por la originalidad y lo inesperado de cómo se desenvuelve la trama, casi trepidante, se ubica en el contexto de la Revolución Francesa, en la ciudad de Lyon, duramente golpeada por los designios de la barbarie que va unida a grandes momentos, incluso de revolución social histórica necesaria. La segunda, se desarrolla en los tiempos donde los peregrinos viajaban en busca un “santo grial” (hoy podría ser un gurú), por así decirlo, en este caso en busca del “Redentor”, en pleno tiempo histórico (¿real?) de su existencia aun humana (no divina), y ambientado en lo que cuentan las Sagradas Escrituras de su periplo en Jerusalén durante el juicio de Poncio Pilatos.

La tercera historia está contada en primera persona por el propio Zweig, y entendemos que se trata de un hecho real de su vida, en uno de los lugares donde vivió y sobre una persona singular que conoció. Y  la última narración, nos adentra en los sentimientos de dos personas también… muy singulares…. Porque de singularidades van las cuatro historias, según lo veo, dentro del maremágnum de almas que conforma la vida en general...

Cada historia de Stefan Zweig está cargada del hecho diferenciador, de lo que nos hace únicos entre la multitud, la vorágine o el fluir del rio de la vida (para cada cual será un contexto diferente, pero básicamente, somos tan únicos y diferentes, como  iguales a los demás, paradójicamente real, si lo pensamos)

Pero el gran descubrimiento con este autor, para mí, es su capacidad para que una historia de  poquísimas páginas, se convierta, en mi cabeza, en un libro completo. Esa versatilidad de ser conciso en palabras y extenso en lo que transmite … es Magia…

¿Cómo es posible que casi algo que podría ser una anécdota, aunque muy suculenta y llena de emociones, estupendamente relatada, y bien nutrida de  sensaciones en un contexto particular de sus protagonistas, sea a  la vez tan, tan extensa?, ¿cómo hace Zweig que parezca que has leído una historia (en el caso de Boda en Lyon sobre todo) de 100 páginas, siendo este de 21 escasas?... Misterio…

Ahora entiendo también el por qué al anunciar en alguna de mis redes que estaba enfrascada con este autor, me llovieron recomendaciones sobre él, otros títulos (que desde ahora intentaré ir consiguiendo y leyendo) y elogios varios sobre el escritor y su gran obra. Y algún dato, como el que me dio mi amigo de hace tantos años, Nacho Ancho y que no entiendo cómo me pasó inadvertido hasta ahora: que es el autor del libro en el que se basa una de las obras cinematográficas más especiales y elogiadas de los tiempos: Carta a una desconocida, película dirigida por Max Ophüls sobre el libro homónimo de Zweig.

Pero además, buscando información sobre nuestro escritor, leí en Santa Wikipedia, que Gran Hotel Budapest, del genial Wes Anderson, se inspiró en varios escritos suyos, y también se llevó al cine su biografía de la reina guillotinada María Antonieta... Pero bueno, esto es solo una pincelada sobre este ensayista, escritor y periodista vienés, que también escribió teatro y libretos operísticos, que se embebió del psicoanálisis, teología y todas las ideas, novedades y cultura de los años anteriores y posteriores a la Primera Gran Guerra, que fue perseguido por ser judío en la Alemania nazi y que, en fin, deja un gran legado de escritura y pensamiento para nosotros, y para mí va a ser una fuente a consultar y leer a partir de ahora…

Postdata

Al seguir reflexionando en el por qué me ha impresionado este escritor, sí, me reafirmo en que es porque dice lo imprescindible, narra, pero asemejándose mucho al proverbio (japonés, árabe, no lo sé) que dice algo así como: No digas nada que no pueda ser más bello que el propio silencio

Pues sí, ojalá todos pudiéramos decir tanto en tan pocas palabras, o, en la mínima extensión, y sobre todo, expresar tanto…"

 

Si tú también quieres quedar fascinado con el poder de la palabra, con las narraciones bien escritas, puedes pasarte por la librería o pulsar en el enlace que te dejo más abajo y dejar que la magia ocurra:

https://www.lanobel.com/libro/una-boda-en-lyon_536628

 

Volver a noticias