Blog

26 OCT

El viejo y el mar, Ernest Hemingway, Debolsillo

El viejo y el mar, es la novela que más nos gusta de Hemingway. Una historia de soledad, de tesón, de perseverancia y de lucha.
El viejo y el mar, Ernest Hemingway, Debolsillo

Hace un par de viernes entró una vecina en la librería con su carro de la compra.

-Buenos días, vecino (así me llaman los que viven por aquí pero no saben mi nombre).

-Buenos días, vecina -le dije yo sonriendo y participando de su estrategia. Tampoco me sabía su nombre, claro.

-Necesito un buen libro de pesca -afirmó-. Es el cumpleaños de mi marido y quiero completarle con algo que no sea de ropa, pero que sea baratico, ¿eh?, que ya me he gastado un dineral.

-Qué va -le dije yo-. De pesca deportiva no tengo nada. Puede que...

-No, no, si no es por deporte -me aclaró entre divertida y mosqueada-. Él es que no hace otra cosa en la vida que trabajar y pescar. ¿Te puedes creer que se levanta de noche para irse a pescar y luego viene a cambiarse y se va a trabajar?

-Me lo creo, me lo creo. Pero te quería decir que si le gusta tanto la pesca tengo una novela que le va a encantar. Trata sobre un viejo pescador y de su lucha con un gran pez que pesca. Además está en bolsillo y no llega a diez euros.

-Pero si es que no se ha leído una novela en su vida...

-Si le gusta tanto la pesca como dices y como yo creo que le gusta por lo que dices, ésta novela se la va a leer del tirón -y mientras le decía eso me fui hasta la estantería de la H.

Cogí la edición de "El viejo y el mar" de Hemingway -una edición de Debolsillo con la tapa azul mar y un gran marlín presidiéndola.

-No sé yo... ya te digo que no ha leído una novela en su vida que no sea las que le mandaron en la escuela

-Mira vecina, vamos a hacer una cosa: Tú te llevas esta novela y si no se la lee, o si se la lee y no le gusta, me la devuelves, yo te devuelvo tu dinero y punto. ¿Qué te parece el trato?

Le envolví el libro, bien bonito, y se lo llevó medio "rezando".

Esta mañana ha vuelto la vecina.

Por su cara ya sabía yo que el resultado había sido bueno.

-¿Te puedes creer que se lo ha leído entero? Y encima no deja de hablar del dichoso libro.

-Me lo puedo creer, me lo puedo creer -le he dicho sonriendo.

Si no lo has leído estás perdiendo el tiempo.

No hace falta que te guste la pesca como al vecino pescador. Si lo tienes por ahí, sólo hace falta que lo cojas y empieces a leerlo. Verás como tengo razón.

Si no lo tienes, puedes comprarlo en el enlace que te dejo más abajo.

Lo lees y luego hablamos.

https://www.lanobel.com/libro/el-viejo-y-el-mar_515115

 

Para recibir más cartas como ésta cada día en tu buzón de correo, déjame tus datos abajo. Cuando quieras te puedes dar de baja para no recibirlos más. Se han dado casos :-) 

 

 

 

Volver a noticias