Blog

03 NOV

Cándido, Voltaire. Alianza editorial

Una novelita que hay que leer, al menos, una vez en la vida. Unas aventuras llenas de ironía y de aprendizaje que te harán disfrutar de la lectura. La vacuna perfecta contra los optimistas irredentos.
Cándido, Voltaire. Alianza editorial

Hay libros que suelo releer cada cierto tiempo.

Uno de ellos es Cándido, o el Optimismo, de Voltaire, y el título de la carta que estás leyendo hoy es la dedicatoria que Voltaire hizo de esta novela a su sobrina y amante, Madame Denis.

Hacía muchos años que no lo leía, y ha sido este fin de semana, con ocasión de mi cumpleaños y la fiesta del 1 de noviembre, cuando he aprovechado para hacerlo.

El detonante fue la visita que el jueves me hizo a la librería Jorge, un amigo de hace años.

Jorge es militante del "todo pasa por un motivo y siempre es para bueno". Seguro que te suena.

Es un optimista empedernido.

Yo no sé tú, pero una cosa es saber que podemos afrentar adversidades, que podemos aprender y cambiar cuando pintan bastos, y otra bien distinta, es la de creer que las cosas se resolverán por sí mismas y que todo lo que nos pasa tiene el fin de hacernos mejores.

Jorge es de esos que siempre tiene respuesta a todos los males de este mundo y que cuando alguien intenta desahogarse un poco expresando lo que siente, el miedo, la incertidumbre o lo que quiera que sea, en lugar de oír y empatizar, siempre te dice lo mismo: "es una estupenda noticia", y a partir de ahí todo es darle vueltas al asunto para llegar a la conclusión de que es lo mejor que te podía haber pasado.

El jueves el tema era el del posible confinamiento. Yo le planteaba el temor a afrontar un nuevo confinamiento cuando él empezó con lo suyo.

No me lo podía creer. O sí. Claro que sí. Al fin y al cabo es Jorge.

Cuando terminó con su argumento y me preguntó por una novela alegre para leer, me fui directo a la estantería de la V y cogí "Cándido, o el optimismo" y se lo di.

"Cándido, o el Optimismo", es una novela muy cortita (unas 82 páginas) que trata de las aventuras y desventuras en un mundo dejado de la mano de Dios, de Cándido, Pangloss, su profesor de filosofía y Cunegunda, su enamorada.

Todos ellos intentan reconstruir sus vidas sin descanso, mientras la vida les va dando golpes, también sin descanso.

Sin embargo ellos, fieles a la filosofía optimista que gobierna sus vidas piensan, creen a pies juntillas, que esos infortunios y penurias son pequeñas pruebas que la vida les va poniendo para acercarlos a su glorioso destino.

La ironía que Voltaire destila en esta novela es de 10. Cada página de la novela consigue que sonría, o que me ría a carcajadas, y a pesar de estar escrita en el siglo XVIII, su lectura a través de cortos capítulos se hace muy amena.

He pasado un fin de semana muy divertido y cada vez que tenía un rato sacaba mi Cándido y leía lo que podía para acompañar a Cándido, Pangloss y Cunegunda en sus aventuras en busca de la felicidad en el mejor de los mundos posibles.

Si quieres acompañar a estos personajes tú también y saber el destino de nuestros amigos, en el enlace que te dejo más abajo lo tienes fácil.

Te lo vas a pasar bien leyéndolo.

https://www.lanobel.com/libro/candido-y-otros-cuentos_343869

 

 

Para recibir más cartas como ésta cada día en tu buzón de correo, déjame tus datos abajo. Cuando quieras te puedes dar de baja para no recibirlos más. Se han dado casos :-) 

 

 

 

Volver a noticias